Archivo de la etiqueta: I Conversaciones de Calafiguera

A  M  O  R

Pista de Despegue

  • En su propia estructura de hombre, en su ser, toda persona trasluce su radical ansia de amor personal que si es observada con observación inteligente y atenta produce siempre asombro porque remite al propio ser y al propio amor de Dios.
  • Amar es ver las personas, los acontecimientos y las cosas desde la perspectiva de Dios.
  • Con un “ti mismo” averiado no se puede amar.
  • Dejarte querer es más que querer. Querer de veras es una respuesta: “Él nos amó primero”.
  • A veces, los limpios de corazón no son limpios de intención y se entretienen paternalizando la ocasión: amonestan sin amar.
  • En la experiencia del amor uno sabe que ahí es donde “es más” y donde “es mejor”.
  • Para explicitar el amor, el camino es la amistad.
  • Unicamente se puede conocer en plenitud lo que de veras se ama.
  • Todos necesitamos crecer (desarrollarnos) en el amor, el trabajo y la diversión.

Ponencia Nº 3

“¡El hombre es amado por Dios! Éste es el simplicísimo y desconcertante anuncio que la Iglesia debe comunicar al hombre. La palabra y la vida de cada cristiano pueden y deben hacer resonar este anuncio: Dios te ama, Cristo ha venido por ti, por ti Cristo es camino, verdad y vida (Juan, 14, 6)” (Christifideles Laici, 34).

Precisamente para dar este anuncio, en cada Cursillo entran en acción la palabra y la vida de cada miembro del equipo dirigente: Palabra y vivencia, anuncio del kerygma y experiencia vivida del mismo, proclamación y testimonio … Después de cincuenta años de Cursillos, estamos convencidos de que lo que logra convencer es, sobretodo, la experiencia vivida del kerygma relativa a aquellos contenidos que responden especialmente a las exigencias profundas del corazón humano: ¡Dios te ama, Cristo ha venido por ti! ¡Dios me ama, Cristo ha venido por mí!

Para anunciar y dar testimonio de la respuesta de Dios a las exigencias más profundas del corazón humano, será preciso, pues, conocer y experimentar la respuesta de Dios a las exigencias más profundas de nuestro corazón.

Ahora bien, en nuestra estructura de criaturas humanas se encuentra arraigada una fuerte necesidad de ser amados con un amor “personal”. Experimentamos un deseo radical de “intimidad”, el ansia de ser amados con un amor “tiernísimo” e “ininterrumpido” en sus expresiones, como el que Dios ofreció a Moisés cuando le hablaba “boca a boca” (Núm. 12, 8) y se comunicaba con él “cara a cara” como se habla a un amigo. (Ex. 33, 11; Deut. 34, 10). Experimentamos un deseo radical de “intimidad” como la que Yahveh concedió a su pueblo cuando se le manifestó en los ojos, como dice el texto hebraico. Sentimos una fuerte necesidad de ser perdonados sin que se nos impongan multas fiscales por nuestras prostituciones, y de sentirnos abrazados de nuevo por el “Esposo”, besados y besados allí donde se dan las expresiones de amor; en el cuello, en las mejillas, en los labios … Continue reading “A  M  O  R” »

LAS AGUAS JURISDICCIONALES

Una de las cosas que más complican en el mundo de hoy, ya de suyo bastante complicado, es el poco o nulo respeto que se tiene a las “Aguas Jurisdiccionales” de cada persona. Cada quien circula por ellas sin pedir el oportuno permiso.

Faltar al respeto, ofender a alguien, injuriarle…. siempre carga la conciencia del que tiene el mal gusto de hacerlo y, si es sensible, en el pecado suele encontrar la penitencia.

Aquí no nos referimos a esto. Se trata de que descubramos que cada uno tiene su círculo íntimo, y entrar en él sin permiso, o haber entrado alguna vez con motivo de una circunstancia fortuita, y extenderse por ello uno un pase para poder pasar sin llamar, es una indiscreción.

No respetar este halo que envuelve a cada uno, es siempre causa de disgustos que quitan el gusto de vivir y el gusto de saberse vivo.

El hombre que no pocas veces sabe ser valiente ante las circunstancias duras, suele desanimarse ante una cosa que parece nimia, pero que puede llegarle en un momento que no es precisamente el mejor para saberlo afrontar con la energía precisa.

Invadir el círculo íntimo de alguien, sacando a relucir alguna confidencia que el amigo le hizo en un momento de baja presión, o de depresión más o menos encubierta sin pedirle antes permiso para hacerlo, es una falta de delicadeza que precisa de mucha comprensión para saber perdonarla, y casi imposible de lograr un olvido total y absoluto, aunque claro, como siempre, hay que tener en cuenta que lo que no es posible a los hombres, es posible a Dios.

A las personas, por ser todas ilusión personal de Dios, se les nota, cuando se las sabe ver desde la perspectiva de su Creador, un hálito especial que las hace dignas del mayor respeto y consideración. Entrar en esa área sin que sea del brazo del mismo amigo confidente, es un atentado contra la amistad.

La punta a que apunta la punta más interior de una persona, jamás, puede ser, no ya vista, sino ni aún tan sólo interpretada por nadie más que por el propio interesado.

Artículos de Eduardo
FEBA

L I B E R T A D

Pista de Despegue

  • Sólo en la libertad el hombre se refleja su calidad de persona.
  • Amar, es hacer posible la libertad del otro.
  • La felicidad: ser tú mismo.
  • Los que siguen los consejos, difícilmente consiguen ser aceptados por los que no ansían conocer el por qué de los preceptos (aunque los cumplan).
  • La libertad, es el derecho a ser veraz.
  • A la persona si alguien intenta motivarla desde fuera, no hace más que despersonalizarla. Si alguien acierta a descubrirle y despertarle su verdadera motivación interior, le ayuda a que vaya siendo persona, a que se sienta alegre por ir siéndolo, y a que tenga el buen gusto ilusionado de ir ejerciendo con lucidez sus cualidades, siempre en un desarrollo constante hacia la plenitud.
  • Muchos se oponen a las exigencias de la verdad por creerlas opuestas a las exigencias que sienten de felicidad.
  • La realidad de que “Dios me ama” impulsa a las personas, desde sí mismas. Los acontecimientos y las cosas hacia su más radical originalidad, hacia su más dinámica creatividad y hacia su más desbordante plenitud.

Ponencia Nº 2

Voy ha intentar comunicarme de tal forma con vosotros sobre un tema importante para que al final de este rato quede claro uno de los temas, básicos y fundamentales, de la vida de las personas y que desconocemos.

Se me dió el tema “Libertad”, quizá porque es uno de los temas fundamentales de mi vida, aunque parezca contradictorio por mi situación personal de ser sacerdote.

Yo he descubierto dentro del cristianismo la necesidad y la posibilidad de ser libre y ese es el tema que me han dado y también es el tema de uno de mis libros. También tengo que decir que, sin darme cuenta, llevo escritos más de quince libros ya. Y digo sin darme cuenta porque no ha sido ni mi interés ni mi ilusión. Simplemente os confieso que cuando a los veintitantos años me encontré siendo sacerdote pensé que había fracasado en mi existencia, porque ni era lo que yo buscaba ni era la Iglesia que yo esperaba. Es como cuando uno se casa y se ha equivocado de mujer, entonces yo creo que me equivoqué de mujer, pero después he tenido que rehacer mi vida. En uno de mis libros escribí que la Iglesia es una prostituta, pero una prostituta que anuncia la verdad. No es frase mía pero sí de un santo del siglo III.

Digamos que yo estoy casado con la Iglesia y a pesar de eso me considero que tengo la necesidad de predicar el Evangelio de Jesús con la misma libertad que lo hizo Él y, si algo podemos decir, es que ha iniciado en este mundo, aunque no se ponga en práctica casi nunca, es precisamente la doctrina de la libertad de las almas, la libertad de las conciencias. Continue reading “L I B E R T A D” »

Algo más sobre Persona

Leyendo un poco el libro ESENCIAS, Nervio Ideológico y Teológico de los Cursillos de Cristiandad de mi amigo Marco Antonio (Toty) Rosales Valdes encontré estas citas que me ayudan a comprender mejor mi ser Persona.

PERSONA.
Persona es quien se sabe a si mismo capaz de amar y digno de ser amado; quien se sabe limitado, condicionado y parte de un Todo, integrante de ese Todo, a su altura y valor, capaz por tanto de esa plenitud a escala humana que llamamos felicidad. Persona es quien sabe que esa felicidad, solamente la bordea y alcanza, si acierta a transmitir en onda expansiva su capacidad de amar, de forma que los seres humanos de su entorno se sientan realmente tratados como personas; como alguien que vale por lo que es, no por lo que tiene, lo que sabe, lo que parece o aparenta.

PERSONA DEPENDIENTE.
De toda una serie de cosas (drogas, alcohol, etc., incluidas ciertas dependencias incordiantes), que nos quitan la libertad. Nos sentimos dependientes, condicionados.

PERSONA INDEPENDIENTE.
Por habernos sentido demasiado dependientes, nos declaramos independientes. Si somos totalmente independientes también la pasamos mal, no sabemos qué hacer con nuestra libertad.

PERSONA PENDIENTE.
Se trata de no sentirnos independientes ni dependientes. Ser persona es estar pendiente. Estar pendiente de lo que se quiere, de lo que se ama, de lo que inquieta. Cuando una persona está pendiente, comprende que es persona, se va dando cuente de que es persona y disfruta de ser persona; los demás lo van descubriendo como persona, no como cosa.

PERSONAJE.
Es lo que estamos llamados a representar en la vida normal, o en las “anormalidades” que se nos presentan. Si la persona se siente más personaje que persona, se erosiona él y se erosiona su imagen; lo que resulta tragi-cómico; trágico para él y cómico para los demás, es cuando el personaje se come a la persona. Lo óptimo es cuando en el personaje se transparenta la persona.

PERSONALIDAD.
Es la capacidad de convicción, de decisión y de constancia, de no olvidar nunca que se es persona cuando se tiene que ejercer de personaje. Es la agilidad para recobrar la posición natural, que es la naturalidad, cuando se ha tenido que ejercer de personaje. La facultad de ser siempre uno mismo, aunque sean distintas las circunstancias.

 

CONVERSACIONES DE CALA FIGUERA

Editorial De Colores

Las primeras Conversaciones de Cala Figuera:
Fueron en primer lugar una búsqueda de Eduardo con la que una vez más procuraba que se entendiera lo que se ignoraba de la Mentalidad del Movimiento o lo que en casos era rechazado.
Fue algo así como una decisión “limite” la que llevo a Bonnín a intentar nuevamente que se conozca lo que pretendían los iniciadores. Ello lo ideó con un modo que creyó contundente, “definitorio”, recurrió al Carisma Fundacional; al significado de la palabra, y lo proyectó inicialmente en una reunión que se realizó en Mallorca en el año 1994 a 50 años del primer Cursillo de la historia.

Las ideas se compartían con mucha ilusión.
Es bueno observar que esas conversaciones empezaron con ideas aportadas por algunos. Hubimos dirigentes “privilegiados” no por méritos, sino en muchos casos por simples circunstancias, situaciones providenciales en las que se nos preguntó sobre los temas a desarrollar, y fue así que aportamos lo que creímos más acorde. Esos días indicaban formas “nuevas”, poco después sorprendentes para muchos. El fax, era el medio más rápido para el contacto.
Físicamente la reunión se realizó en la Porcíncula, Mallorca, entre el 19 y el 21 de Agosto de 1994. Participaron dirigentes de unos 15 países.

Paso previo en lo eclesial
Este significativo Encuentro en la “Cuna de los Cursillos” dio paso a que poco después, en el V Encuentro Mundial (1997), se desarrolle el tema “Carisma Fundacional” desde la palabra autorizada de Eduardo Bonnín. Esto fue, sin “querer, queriendo”, provocado por Mary Dolan, que en un comienzo era a quien se le había solicitado la exposición en el Encuentro Mundial de Corea. Considero que era Eduardo quien lo tenía que desarrollar. Así lo propuso y fue aceptado.
Estos sintéticamente fueron los acontecimientos que después de las Primeras Conversaciones, acentuaron la búsqueda del Carisma que originó el Movimiento de Cursillos de Cristiandad.
Poco después en Mayo de 1998 el Papa Juan Pablo II convocó la Primer Asamblea de Movimientos, Asociaciones y Comunidades Eclesiales, lo que resultó también una invitación a buscar en los orígenes de cada Movimiento u Asociación de la Iglesia. De ello se deduce en su semejanza, que lo de Eduardo y Mallorca pudo ser providencial puntapié inicial.