Reflexionando acerca de Accion de Gracias y Navidad

Paz y Bien tengan todos,

Acción de gracias ya está llegando y con ella también llegan muchos y muy gratos recuerdos, La Navidad, momentos que solo son recordados cuando este día se asoma. Días de muchos viajes, días de muchas reuniones familiares, pero también días de muchas y muy tristes realidades.

Hijos separados, padres divorciados, familias deshechas, todo esto es también parte de este día que viene llegando, que súbitamente te atrapa en los regalos, en los compromisos y sobre todo en las apariencias de muchos. Los seres humanos se han olvidado de que lo más importante debe y tiene que ser el amor. Hay que regalar amor, hay que compartir amor, hay que lograr que otros vivan en amor, hay que tratar de preservar la familia y por amor, todo lo que hacemos, si lo hacemos con y por el amor, siempre termina en felicidad y en la Paz tan buscada y deseada, pero tan difícil de conseguir en estos tiempos en lo que se hace más fácil un texto, que una llamada, se hace más fácil el comunicarse de forma unipersonal y no con un abrazo y un beso de buenas noches.

Que tristeza esto de que todo tiene que ser tratado y manejado desde un aparato tan pequeño pero imprescindible en estos días. Ya no existe el telegrama, ya no existen las cartas de amor, ya no existen las postales de Navidad, ya no existe el tener tiempo para envolver un regalo, porque Amazon lo envía directo al destinatario. Ya no existen esos días en los que mi esposo y yo íbamos de la mano a la tienda con la lista de Papa Noel a comprar los regalos para nuestros hijos, aunque, en nuestro caso, si lo continuamos haciendo con los nietos.

En una palabra y para mi pesar, ya no existe la existencia autentica de un ser humano que vive tratando de ser criatura de Dios, en donde el amor y el amar son sus mayores prioridades en la vida. Extrañamente solamente los seres humanos hemos dejado perdido en el tiempo todo lo que algún día fue, más por el contrario, las aves, los peces y toda criatura creada, no humana, si continua con sus hábitos de siempre, con sus correctos instintos, con el no afanarse por el mañana sino por tratar de vivir el hoy hasta el final del día, el cantar de los pájaros, que cada vez se me hace más grato al escucharles, el revolotear de las mariposas entre las flores, sigue siento necesario para ellas y también en esto el asombro de Dios continua abrazandome para mi suerte, el poder estar con sus crías hasta que ellas puedan sobrevivir por si solas es una responsabilidad de muchos animales, a diferencias de muchos seres humanos que dan por interrumpida una vida que está por comenzar. ¿Por qué? ¿acaso no lo sienten ellos también, que … no son humanos y por tanto piensan a diferencia de los animales? El poder nadar en aguas libres, es una imperante y defendida prioridad para los peces. sinembargo, los seres humanos nos hacemos mas cautivos y esclavos de muchos y diferentes dioses, motilando la libertad que nos fue dada como regalo desde antes de nacer y es nuestro mayor regalo.
¿Qué ha pasado con la humanidad? ¿Dónde se han dejado los principios a través de los cuales defendían el simplemente derecho de ser hombres y mujeres con un grado muy alto de respeto por ellos propiamente y también por los demás?

Quien me conoce sabe que no soy pesimista pero si soy realista, concreta y muy directa. También sé, que siempre existieron hombres malos y hombres buenos, pero no es menos cierto que antes, nos deseamos buenos días desde que despertábamos en casa, antes, ayudábamos a los mayores y a los ancianos a cruzar la calle o con los mandados de la bodega (Marquet), eran abuelitos todos y merecian respeto, al menos eso me enseño mi abuela y tambien llevábamos su carrito hasta el carro y en ocasiones hasta sus propias casas. Antes pedíamos la bendición al abuelo, o a cualquier mayor, antes nos íbamos a dormir con un “que sueñes con los angelitos”…esto es a lo que me refiero yo…antes los niños soñaban con las princesas y el principe azul y el llegar hacer los héroes en caso de los barones, ahora solo piensan en que no quieren llegar a casa porque tienen que llegar a una casa fría y estar solos, calentarse algo de comer y cenar sin compañia, ……y solo añoran que sus padres le digan cuabto le quieren o como te fue tu día en la escuela,…… pero solo deben conformarse con en el juego electrónico del momento que su padre o madre le comprara para tratar de poner curita a la gran herida que tienen. Herida del alma.

Necesitamos reflexionar, el pensar nos ayuda a ver lo bueno y lo malo que hemos hecho, también lo que hubiéramos podido hacer para hacerle feliz el día a quien estuvo a nuestro alrededor y así podremos lograr el actuar diferente y el dejar de pensar en nosotros mismos para pensar en el otro que me necesita.

Si,………… estamos llegando a la Navidad, Natividad del niño Dios, venida de ese indescriptible amor, imposible de describir ante los ojos humanos pero no, ante la majestuosidad de nuestro Padre. Está llegando el tiempo en el que debemos amar a nuestros hijos, esposos, amigos pero sobre todo a nuestro Dios y Señor.

Es tiempo de mirarnos y mirar a nuestro alrededor y volver al sendero justo y correcto, es tiempo de lograr que la familia sea nuestro mayor tesoro y por tanto abrazarlos y decirles te amo hijo, esposo, amigo. Gracias por estar aquí conmigo hoy, eres una bendición y un regalo el cual no existe dinero que lo pueda comprar.

Esto se los digo a todo ustedes hoy, trato de decírselo a mi esposo, a mis hijos, a mis nietos y a mis amigos a cado momento porque, no se “el día ni la hora”, así pues hay que decirlo cuantas veces haya la oportunidad.

Gracias doy a Dios, porque aunque de pequeña no tuve todo esto que tengo hoy, Él siempre estuvo conmigo y lo sigue estando hoy. Nada en la vida es porque sí, todo lo pasado, no es sino un aprender y un prepararse en la vida para algo que está por venir.

Feliz Acción de Gracias y Feliz Navidad tengan todos, que el Señor los colme de grandes y maravillosas bendiciones.

Que así sea.

Janire Pagan
Nov 8, 2018
Fort Myers, FL.

“NUESTRO MOVIMIENTO PRECISA DE PERSONAS QUE SEPAN CREER, PUES YA TENEMOS A MUCHAS QUE CREEN SABER”. Eduardo Bonni

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *