¿Qué camino esta tomando el mundo hoy?

Muchos se preguntan y yo también lo hago,….. ¿Qué camino está tomando el mundo hoy? Y bueno, esa pregunta vuelve y vuelve a mi mente en muchas ocasiones y como el Señor me ama tanto, bueno, nos amas a todos, hoy recibí algo que después de mirarlo por tres veces, logre llegar a la conclusión de que el mundo toma el camino que nosotros tomemos; solo miremos a nuestro alrededor por tan solo un minuto…inhalen y exhalen suavemente y profundamente con sólo este pensamiento en mente… ¿Dónde estoy? Y ¿Qué he hecho con lo que me han dado?

Ahora desde donde estás… ¿puedes tú responder a estas dos preguntas? Solo les puedo decir que yo ya respondí y curiosamente, respondiendo estas dos preguntas pude sentir que todavía tengo mucho más que hacer para poder seguir logrando que mi camino, el de mi pequeño mundo, sea aún mucho mejor para mí y los que vendrán detrás de mí.

Somos la esperanza de este mundo que está a nuestro alrededor, somos la dulce mirada de Dios, somos su plan perfecto del hoy y pronto llegarán los del mañana, en la medida que nosotros podamos transmitir lo grande que el hombre “persona…..ES”.  El Señor nos abrió el Mar Rojo, el Señor hizo caer Maná del cielo, el Señor nos soñó antes de todo, el Señor nos puso un mundo inmenso bajo nuestros pies y un cielo luminoso  sobre nosotras cabezas y aun así,….. lo hemos perdido de vista.

Hoy entendí que tenemos que soñar, tenemos que hacer que nuestro ambiente cambie pero para esto,  tenemos que cambiar nosotros primero de verdad….verdad… desde nuestro ser. Tenemos que volver a nacer, las veces que así sean necesarias, ……..recuerdan lo que Jesús le dijo a Nicodemo  «En verdad te digo que nadie puede ver el Reino de Dios si no nace de nuevo desde arriba.»” Jn 3:3 Estamos caminando a oscuras como Nicodemo.  Luego Jesús volvió a decirle a él y me mi dice a mi ahora en este momento también, “En verdad te digo que nosotros hablamos de lo que sabemos, y damos testimonio de lo que hemos visto, pero ustedes no aceptan nuestro testimonio.” Jn 3:11.

Esto pasa todo el tiempo y continuará pasando, pero entiendo que tengo que tratar de que esa “metanoia” sea en mí una realidad….lucho a diario para que ese cambio de mente y corazón ya no sea algo soñado sino una realidad vivida, así como que el Sol tiene luz propia y ciertamente la luna, solo deja ser cristal que emite la luz que le llega del propio Sol.  

Pido a Dios que yo pueda lograr emitir aunque sea una pequeña lucecita dada por Jesús en el mejor banquete “la Eucaristía.”  

Hoy el asombro de Dios vuelve a tocarme como solo él puede hacerlo…suave, tierno, amoroso y cálido. El asombro de Dios llegó, a través de ese abrir los ojos en la mañana y encontrarme con mi esposo, en el saludo que el Sol me dio cuando iba camino al trabajo, en los buenos días de mis compañeros al compartir el café de la mañana, en la pequeña rosa que mi esposo puso en la comida que traje al trabajo, en el pájaro de colores que cuando pase por debajo de aquel árbol cantaba al creador por haber creado el mundo perfecto, porque nuestro mundo, amigos míos, ……. es perfecto y lo imperfecto solo es lo que nosotros aún no hemos hecho, lo que nosotros aun, continuamos haciendo para seguir destruyéndose, …?que hay del desamor que vamos sembrando?, …. del desaliento que sentimos cuando nos levantamos en la mañana?,…. sin sentir que ¡estamos vivos!  … o, la mala cara que ponemos yendo de camino al trabajo… en vez de solo arriesgarnos a decirle a Jesús que le dedicamos el día y que trataremos de que todo lo que hagamos sea para santificar su nombre, haciendo que nuestro ejemplo, de testimonio cristiano.

Tengo que prometerme brillar con luz propia, esa que solo nace cuando amamos, cuando reímos, cuando saboreamos de este, “Asombro maravilloso de Dios,” cuando saltamos de gozo por el amigo que ha logrado metas importante en su vida, cuando el hijo nos da la noticia de que se casa o que va a ser padre/madre.

Tengo que prometerme a mí misma y a Dios mismo, que seguiré en este camino, abriendo senderos de vida, senderos de muchos y diversos colores para que el que viene detrás pueda pintarse del color que más le guste. Tengo que prometerme acompañar a mis amigos en este difícil, arriesgado pero fascinante camino de vida, donde vivir plenamente debe y tiene que ser lo primero como meta a corto, mediano y  largo plazo.

Solo pido un deseo, que en todo esto, siempre mi mano este unida a la del mejor amigo “Jesús de Nazaret” ese carpintero que diseñara ese camino con la mejor madera, la suya,  y también mis más inmensos deseos para esos que caminaran junto a mí,… se que no estaré sola nunca más, porque el que tiene amigos jamás podrá sentir la soledad… el que tiene amigos, vive por y en ellos a cada momento y eso hace que el Camino… ese Camino llegue a Dios un día. Por esto y más, el mundo de hoy es y será siempre,  el mundo que tú seas capaz de construir.

Que así sea.

Janire Pagan
Octubre 4, 2018
Fort Myers Florida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *