DIRIGENTES QUE PIENSAN por el Padre Gaston Rioux, o.m.i.

Una de las muchas reflexiones que Eduardo Bonnín usa es: El Cursillo necesita a Dirigentes que piensan. En las Conferencias anuales, y en este Encuentro Multicultural, lo que la CCCC está intentando hacer, es introducir esta idea para que nosotros pensemos juntos.

Hace muchos años, como un estudiante joven, yo estaba profundamente emocionado por una frase de algún autor, yo ya no recuerdo quién. Era esto: “El mundo está en las manos de aquéllos que piensan”.

Lo que el Cursillo necesita urgentemente, no es un cuerpo élite de pensadores en el Movimiento, sino un gran número de ellos. Cada persona involucrada de forma alguna en la dirigencia en el Movimiento, debe ser una persona que piensa sobre la finalidad y mentalidad del Cursillo, sobre sus orígenes, por qué es lo que es y lo que está intentando lograr. Si nosotros logramos comprender todo esto en el Cursillo, entonces nosotros no tenemos ninguna alternativa sino de regresar a la fuente, es decir a las ideas originales, como cuando Ellermeyer dijo: “un evento histórico importante sólo puede entenderse propiamente si se iluminan sus principios”.

A través de dirigentes que piensen y su interacción, más luz brillará, más profundidad se logrará entendiendo el Carisma Fundacional, provocando un Movimiento más eficaz y el mundo que hace vida el evangelio, con el que Jesús soñó. Porque yo he actuado por mi propia decisión para pensar sobre el Carisma Fundacional, yo he recibido el entusiasmo, conocimiento y el deseo profundo de compartirlo. La calidad del Cursillo y su efectividad es proporcional a la calidad de Dirigentes de Cursillo que piensan. La verdad va de la mano de la humildad y el compromiso con la verdad. Nosotros hemos presentado charlas que llevan este mismo título en las Conferencias anteriores y la razón por la que se repite es porque el Movimiento de Cursillos tiene necesidad urgente de Dirigentes que piensan, era nuestra realidad hace un año y todavía es verdad este año. La falta de dirigentes que piensan debilita la vida del Cursillo y se arriesga por lo tanto su misión. Nosotros tenemos otra expresión en el Cursillo y es muy cierta: “ Un Dirigente (conoce el método) sabe la manera, va de esa manera, y muestran la manera” El Movimiento necesita de dirigentes que hagan del Cursillo su primer apostolado, que usen el método del Cursillo para ahondar su propio compromiso con el Evangelio, que se convierta en la Buena Noticia para ellos mismos y para quienes el método del Cursillo de Reunión de Grupo y Ultreya, son los medios con los que ellos perseveran en este caminar. Esto no significa convertirse en profesionales del Cursillo, significa vivir el mensaje de los Rollos para que lo que se comparte durante el fin de semana del Cursillo sea testimoniado en las vidas de aquéllos que dan el mensaje.

Una de las funciones del Secretariado Nacional es estudiar y reflejar en todos y cada uno de sus miembros lo que son los Cursillos, y desde 1992, ese estudio y su reflexión ha sido específicamente intentar redescubrir los orígenes, averiguar eso que el Fundador, Eduardo Bonnín, quería lograr cuando él y sus jóvenes amigos hicieron realidad este Movimiento que se ha extendido ahora alrededor del mundo. Alejado de sus orígenes, Cursillo ya no es Cursillo, aunque retenga el nombre. Separado de los orígenes el bien corre seco y el Movimiento no producirá sus frutos deseados.

Lo que nosotros hemos descubierto y hemos compartido por años es conocido como el Carisma Fundamental. Compartiendo los frutos de nuestras reflexiones, nuestro objetivo es darle a los Dirigentes algo en que pensar. Pensamos o nos da la impresión que todas las cosas buenas que se han logrado en el Movimientos durante todos estos años han sido tremendamente eficaces transformando los ambientes. Nosotros podemos ser muy eficaces, pero nosotros siempre podemos ser mejores, como individuos y como Movimiento. Nosotros sólo pedimos que escuchen, y piensen en las palabras de Bonnín: “El movimiento precisa más de personas que sepan creer, pues ya tenemos muchas que creen saber”.

Lo que ha sido el caminar

Durante las últimas Conferencias hemos conocido la información recibida de Mallorca después de haber sido invitados a asistir a las Primeras Conversaciones de Cala Figuera. En este evento, muchos de ustedes saben, Dirigentes de todo el mundo se reunieron para conversar entre sí, dialogar y compartir lo que es el Cursillo. El Fundador y los miembros de la Escuela de Dirigentes de Mallorca han comprendido que aunque el Movimiento esté extendiendo alrededor del mundo, el Carisma está en peligro de perderse. Como el Movimiento se expande, la tendencia es adaptar y supuestamente ponerlo al día pero en muchos lugares está volviéndose otra cosa.

Canadá se ha unido a esta jornada y ha continuado trabajando estrechamente con Mallorca desde 1994. Nosotros los invitamos a unirse a otros Cursillistas canadienses en esta jornada excitante y alegre. Es un gran trabajo, pero está realizándose con profundidad.

Lo que nosotros hemos aprendido y les hemos pedido que reflexionen son los siguientes aspectos importantes: la persona, la libertad, el amor, la amistad, la convicción, la sinceridad, el criterio, la vida, la normalidad y alegría. Éstos eran los temas que se presentaron en la reunión en Mallorca y al principio estábamos confundidos, nos preguntamos lo que tenían que ver con el Cursillo, porque no estábamos escuchando hablar de la Finalidad del Movimiento, la Mentalidad y su Estrategia, el Cuarto Día, todos los temas familiares que se han discutido y se han discutido una y otra vez. Nosotros descubrimos, y lo que nos sorprendió fue que cuando empezamos a reflexionar profundamente sobre estos temas, se limpió el cristal y éstas precisamente son todas las cosas de las que Jesús habló, quizás no con las mismas palabras, pero él habló de Amor, de la amistad, de la persona, de la alegría y de la libertad, no tan explícitamente pero si profundamente.Él habló también de Vida, Sinceridad, Criterio, Convicción, y Normalidad, viviendo el amor de Dios en la vida cotidiana.

Siendo las personas para lo que él nos creó, no intentando ser algo que no somos, ángeles, o místicos, o viviendo detrás del claustro. Todos estos elementos son la parte de la mentalidad del Cursillo y cada uno de ellos se ha presentado, primero como los temas de estas Conferencias anuales desde 1994 y ahora como una base de lo que nos resta en nuestro caminar. Como un sacerdote lo dijo cuando asistimos a una reunión anual del Movimiento Francófono en Québec: ” Es el tiempo para que ustedes los laicos salgan del santuario y vayan al mundo”. Y como otro sacerdote el Padre Steve Collins de St. Catharine’s, dijo: “el Cursillo construye puentes entre la puerta de la Iglesia y el mundo”. Es por ello que nosotros debemos pensar, ¿qué es lo que esto significa?, ¿cómo se aplica a nuestro Movimiento?, ¿cómo se aplica en mí?

Redescubriendo los orígenes 

Es un recuerdo maravilloso regresar a Toronto, en enero de 1992, cuando me encontré con Eduardo Bonnín durante tres días de “Retiro”, y pude escuchar la historia de los orígenes y el espíritu de los principios. Era como ser parte del principio de la Iglesia, como recontando los Hechos de los Apóstoles. El Espíritu Santo estaba presente a través del entusiasmo de Eduardo y la fe profunda que hay en él. Dentro de mí, una ola de alegría anció y una gran luz brilló en mi mente y de repente yo descubrí una nueva imagen del Cursillo. Yo estaba como un nuevo convertido. Yo amé esa nueva visión porque tuvo un sentido más completo para mí. Antes de eso, algunas partes del enigma me faltaban y las encontré. Escuchando a Eduardo, yo entendí algunos de sus comentarios: “Los Cursillos tienen que ser estrenados todavía”. Yo estaba de acuerdo, porque el Carisma no se ha comprendido ni vivido totalmente. “Lo que se ha hecho no está mal, pero siempre puede ser mejor”. Dando otra mirada al “ Por qué”, nos damos cuenta que falta comprenderlo, sino se comprende se confunde el enfoque y no da ningún significado preciso al cómo, creando más confusión por consiguiente.

Al presente nosotros (los miembros del Secretariado Nacional) estamos mirando hacia los orígenes. Nunca ha sido nuestra intención verlos con nostalgia tratando de reafirmar algo de otro tiempo sino de entender la profundidad de nuestro Movimiento y encontrar los medios más eficaces para que Cursillos alcance su mayor potencial. entendiendo el Por qué de Cursillos evitamoslas discusiones interminables sobre el Cómo.

En la tres Conferencias anteriores trabajamos en el proceso de redescubrir los orígenes, miramos los Rollos del fin de semana y complementamos algo de lo que nosotros hemos aprendido dando alguna guía a esos Movimientos que están interesados en encontrar las maneras de aplicarlo. Una de las claves para entender la mentalidad y el método del Movimiento es el de Rollo “Estudio del Ambiente”, que es a menudo mal entendido. Usted oirá más sobre cómo este Rollo llegó a ser escrito y su lugar central en el Movimiento durante el Encuentro.

Estas Conferencias realmente son compilaciones de la Escuela Nacional de Dirigentes y lo que pasa aquí, este fin de semana, no es sólo para sus oídos, ustedes deben ser los mensajeros que lo lleven a sus ambientes, para que puedan compartirlo y animar a todos sus Dirigentes y así comiencen a ser Dirigentes que piensan. El Movimiento será fructífero si los Dirigentes son aquéllos que piensan y no están satisfechos con lo que es y siempre ha sido, pero están deseosos de conseguirlo y trabajar juntos por su finalidad.

La mentalidad

La parte fundamental del Movimiento de Cursillos es la Escuela de Dirigentes y es aquí donde los Dirigentes en sus diócesis no ahondarán su comprensión de Cursillo simplemente, sino también en su comprensión del Evangelio y la llamada en sus vidas como cristianos bautizados. El Movimiento de Cursillos sólo proporciona unos medios, para ayudar y apoyar a las personas, para hacer realidad su vocación como laicos, como la Iglesia en el mundo.

El método proporciona una manera:

  1. Para hacer la conversión experimentada en el fin de semana, continua y progresiva, como la conversión auténtica debe ser.
  2. Para apoyar el trabajo de cambiar los ambientes, una persona a la vez.
  3. Para permitirles a las personas que sean lo mejor que ellos pueden ser
  4. Para permitirles florecer donde Dios los ha plantado.
  5. Hacerlo todo como Laicos en el mundo, siendo Cristianos en su vida cotidiana.

El pensamiento de los Fundadores esta incluido en el mensaje de los Rollos del fin de semana

Permítanme hacer un comentario corto, aquí nosotros usamos el término “Fundadores” sin faltar al respeto a Eduardo Bonnín porque históricamente, él es el Fundador. Sus seis jóvenes amigos lo apoyaron y estaban con él como un equipo. La humildad de Eduardo creó el término ” Fundadores”, pero la verdad también tiene derecho a ser reconocido.

A veces parece como si el mensaje contenido en los Rollos sólo se percibiera como un mensaje para el fin de semana. El mensaje completo del fin de semana es un mensaje para nuestras vidas como cristianos. Nosotros somos cristianos más auténticos, como Cursillistas desde que en el Cursillo aprendimos que es un método para vivir el Evangelio como personas y como laicos. A menudo el enfoque de los Rollos se ha cambiado y se ha adaptado, nosotros debemos preguntarnos, “¿El mensaje de los Rollos refleja las ideas ” fundacionales? Hay una necesidad real de estudiar los esquemas del fin de semana usados en Mallorca, desde el principio, y que están ahora disponibles en el Secretariado de Cursillos de Montreal.

Hay algunos que han expresado su opinión diciendo que la CCCC pretende volverse un organismo autoritario. ¡Están pidiéndonos que proporcionemos un manual de reglas y regulaciones que diga!, ¡esto es Cursillos y ésta es la manera como debe hacerse!. Nosotros no somos un organismo autoritario, nosotros no tenemos las respuestas. Hemos ido a la fuente que es lo mejor que podemos hacer y ahora esperamos estar caminando en la dirección correcta. Un buen cocinero no necesita un libro de recetas. Él o ella entienden cómo trabaja el equipo, entienden cómo las diferentes comidas se combinan y saben lo que están intentando lograr. Es lo mismo con los Dirigentes de Cursillos. Siendo Dirigentes que piensan nos ayudarán a todos a desarrollar una unidad de criterios y la convicción, el deseo y la perseverancia producirán un Movimiento de Cursillos auténtico. que proporcione un método a través del cual aprendamos a VIVIR el Evangelio en las circunstancias cotidianas de nuestras vidas. Uno no necesita un manual para saber hacer esto, uno aprende a vivir el Evangelio, a través de la Piedad, el Estudio y la Acción.

Para esos Dirigentes que piensan, toda la información ya está disponible pero aunque es simple, es muy profunda y requiere un compromiso. Para ser un Dirigente que piensa, uno necesita una meta clara, una decisión firme para saber y un compromiso para actuar tomando tiempo para reflexionar.

Un Dirigente de Cursillos debe pensar sobre lo que hace Cursillos y debe interiorizar el Carisma Fundacional a través de la reflexión. Por otra parte, a las bases auténticas del Movimiento le está faltando algo. No es bastante leer un libro o un documento y pensar que nosotros tenemos las respuestas, del mismo modo que no es bastante leer el Evangelio una vez y pensar que nosotros conocemos a Jesús. Las verdades del Carisma se revelan una y otra vez y después de casi 30 años de un profundo estudio, algunos de nuestros Dirigentes están aprendiendo todavía y lo que estamos aprendiendo, es que el Carisma Fundacional del Cursillo nos lleva al Evangelio y no nos hace Cursillistas, nos hace Cristianos que respondemos a la llamada de nuestro bautismo y a la llamada de la Iglesia.

A este Encuentro nosotros hemos invitado Cursillistas de otras culturas en Canadá donde los Cursillos están activos y logrando mucho. Nuestro propósito, como ustedes han oído y oirán, es construir puentes de amistad a través de las barreras del idioma, la expresión y la tradición. Somos personas y aprendemos de cada uno y reconocemos en cada uno, no esas cosas que nos separan, sino las cosas de Dios que nos unen. Dios nos ama, Él nos pide ser sus mensajeros, en cualquier idioma, usando la amistad como medio, para llevar esa Buena Nueva a todos aquéllos que lo necesitan y a quienes Él nos envía.

Podemos decirles entonces que será una jornada excitante y los invitamos a vivirla con nosotros.

¡De Colores!

Fr. Gaston Rioux, o.m.i,
Asesor Espiritual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *