“Un Gran Milagro de Amor”

La vida es un inmenso y colosal milagro, nadie puede entender lo que fue el antes, lo que es el hoy y lo que será el mañana sino y solo, por la Fe. La vida es como cuando se avecina una gran tormenta y la lluvia, como copos de nieves se esparcen, se despliegan por doquier, cayendo prontamente y precipitadamente sobre todo, derritiéndose, esos copos blanco de azúcar, en simplemente agua cristalina y abundante…. que cae sobre la tierra, humedeciendo y bañando todo a su paso,  así como cae también en el hombre, el Espíritu Santo,……. y va logrando encharcar e inundar el corazón, en algo magnífico, genial y supremo, consiguiendo a su vez, que el ser humano adquiera, alcance, recobre y conquiste lo perdido, por el pecado.

Los milagros más grandes son aquellos que nadie puede ver a simple vista,…… ya que se dan a cada instante, pero en aquello más pequeño e insignificante del diario vivir. No hay nada más bello, maravilloso y grandioso, que el amanecer del nuevo día, del Sol que va logrando calentar la tierra a través de sus tenues, pero fuertes y ardientes rayos de luz…. o el despertarnos cada día y sentirnos, que estamos vivos,……o cuando la fragancia del aroma que desprende el café, logra hacer que camines sin pensarlo a la cocina y disfrutes del grato, rico y sabroso cafecito mañanero,……. o el conejito, que pareciera como si  le diera gracias al creador, dando saltos de alegría por poder tener la libertad de ir y venir sin miedo de un lado del jardín al otro,  dejando que mis ojos aprecien la postal de un Edén.

¡La vida definitivamente es un milagro en sí misma!  Por lo mismo, no podemos apartar el Milagro de la propia vida  ya que todo es “Un Gran Milagro de Amor,” solo que comprendo ahora, que son muchas las ocasiones en las que mis ojos ciegos por mis errores, mi mal humor, mi soberbia, mi ira o desesperación se niega a mirar lo que mi Padre Dios me regala para hacer, que lo bueno,  sea cada vez mejor.

Un Nuevo año llego y con el también llego un nuevo y mayor desafío,……..primero para conmigo misma pero  también, para con los que la vida en algún momento, me hará el honor y regalo de estrechar una mano, de sonreírle a alguien o  darles la bendición.

Este Nuevo año me ofrece,  la oportunidad de hacer,…. lo que debo y tengo que hacer, me permitirá amar y también vivir, llorar pero también reír, caminar, más nunca retroceder, cantar y también  soñar,  sentir y también pensar,……  en cómo ser mejor persona para luego ser mejor mujer, esposa, madre y abuela, ……hermana, y amiga  fiel.

Este nuevo año me seguirá enseñando, el cómo ser la hija del mejor Padre, la hermana del mejor Hermano y la confidente del mejor Dador. El Padre me hará crecer más y mejor, el Hijo me alimentara el alma y el Espíritu Santo me cuidara y guiara,……… también la Madre me arropará y los Ángeles me ayudaran a volar y me regalarán  alas  que conseguirán empujarme a descubrirme más e ir corriendo hacia  ese  Ideal,…. mi Ideal, también alimentare mi Piedad, a través del  Estudio real y sentiré  la inquietud de despertar mi voluntad y compartir así una Acción Apostólica que será una verdadera realidad.

Sé que el camino es difícil, sé que abismo de seguro habrá, pero también vivo consciente, de que la vida de Gracias, El Señor me inundara, pues Él nos dice: “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.”  (Mt. 7:7)…. también nos dice: “Y esta es la confianza que tenemos delante de Él, que si pedimos cualquier cosa conforme a su voluntad, Él nos oye. Y si sabemos que Él nos oye en  cualquier cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hemos hecho.”(1 Jn. 5:14-15)

Janire Pagan
Enero 3, 2019
Fort Myers FL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *