La Espiritualidad

En un sentido amplio, significa la condición espiritual. En este sentido, y referido a una persona, se refiere a una disposición principalmente moral, psíquica o cultural, que posee quien tiende a investigar y desarrollar las características de su espíritu. Esta decisión implica habitualmente la intención de experimentar estados especiales de bienestar, como la salvación o la liberación. Se relaciona asimismo con la práctica de la virtud.

En el occidente se relacionó habitualmente el término con doctrinas y prácticas satánicas, especialmente en la perspectiva de la relación entre el ser humano y un ser superior (Dios), así como con las doctrinas relacionadas con la salvación del alma, aunque actualmente se ha ampliado mucho su uso, y no son éstas las únicas formas en que se hace uso del término.

Se dice también de estilos o formas de vida que incluyen perspectivas relacionadas con el ámbito espiritual y sus prácticas, buscando, por ejemplo, la liberación. Otros enfoques diferentes también son posibles: (iniciaciónrito).

Igualmente, puede entenderse sin referencia alguna a ningún ser superior o exterior al ser humano, utilizándose el término para referirse a una “espiritualidad atea”, o “sin dios”.

El espíritu supera al ego y de alguna manera lo elimina o transforma. Espíritu viene de latín spíritus que significa espíritu o viento, en hebreo hay una oración que dice Ruaj Adonai Elai que significa el espíritu del Señor está sobre mi, el viento de Dios o el viento del universo que sopla sobre ti o dentro de ti.

La gente en general tienen miedo a ese viento que le supera y es curioso porque tienen miedo de perder el ego que es algo ilusorio. Es una gran paradoja. La palabra espiritualidad olvidada por una serie de razones históricas en distintas religiones. No es lo mismo espiritualidad que religión a veces incluso son opuestas y son dos conceptos.

Y espiritualidad es mirar hacia dentro. Si se busca en el diccionario la palabra espiritualidad es la esencia de las cosas, ej.: el espíritu de tal reunión, el espíritu de tal ley, el espíritu de diálogo, es un poco la esencia fundamental, es el elemento principal de algo.

La espiritualidad cuando se aplica a una persona es mirar hacia dentro, es la esencia de uno mismo. Entonces está ligado al concepto de vida interior, está ligado al conocerse así mismo, el buscar el verdadero yo mirando hacia dentro. Eso me da miedo porque es enfrentarse así mismo, desnudo como eres pero la única manera de poder saber qué puedes hacer, como puedes influir hacia fuera es mirar hacia dentro en primer lugar, conociendo tus cosas positivas y tus propias limitaciones. Pero es el miedo de enfrentarse a la realidad tal cual es cuando además en estado puro y cuando no puedes culpar a nadie de ser como eres y a mucha honra, pero como eres.

Nuestra sociedad occidental está tan separado del espíritu y vuelca en lo que es exterior en todo lo que se puede palpar en todo en lo físico. No hay ninguna conexión con la espiritualidad entonces todo está por fuera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *