Los Destinatarios del Mensaje

Poco hemos entendido de La Finalidad de los Cursillos, tal parece que tengamos tendencia de obviar lo no obviable y no prestar atención a lo más importante de La Finalidad: «La Persona».
Mirando de esta manera ya sea por ignorancia, por intereses, o sencillamente por irnos por lo más fácil nos hemos apartado totalmente de lo que pretende El Cursillo, o sea de su concreta finalidad, «La Persona», especialmente a «Los Alejados» como objetivo preferencial aunque no exclusivo, y nos hemos aferrado a valorar «sus circunstancias» estrechando puertas, torciendo senderos y haciendo de las excepciones una norma que violentamente se situa en el otro lado de la calle, convirtiéndose en fuerza antagónica a la sencillez de lo pensado, rezado y celebrado desde «La Primera Hora.
Los Cursillos diseñados, rezados y celebrados por Eduardo Bonnin pretenden llegar a «La Persona» especialemente a los alejados aunque no de forma exclusiva; especialmente diseñados para aquellos que no les ha llegado el mensaje que Dios en Cristo les ama, tambien para aquellos que el mensaje quizás les ha llegado de una forma muy poco atractiva como para enamorarse del mismo, o por lo menos para querer interesarse en conocer algo o todo de esa gran noticia.
Cursillo tambien ha querido llegar a aquellos que habiendo estado cerca alguna vez se han alejado de la Fe por problemas personales, por niñerías, por falta de convicción, por desgano, apatía, o sencillamente por la «sagrada» comodidad del sillon y el televisor, tambien se ha querido llegar a los que siempre prefieren refunfuñar desde las graderías y culpar a otros de su distancia con Cristo y así no dar la cara ni tener que tomar las riendas de la propia vida.
Algunos de esos alejados sencillamente han «metido la pata», o la están metiendo y tienen miedo acercarse a la luz, a tomar un mejor camino, a dejar atrás sus limitaciones y rehacer sus vidas, les es difícil decidirse a dar el paso del acercamiento, seguramente ninguno de ellos va a venir al templo, vendrán como acompañantes, o solamente vendrán a regañadientes los dias de fiesta, a éstos habrá que ir buscarlos e invitarlos, los hay en abundancia en los ambientes naturales en que estamos inmersos, trabajo, escuela, deportes, sociedades etc.
Hay otros que conociendo bien lo que es La Vida en Gracia; han actuado irresponsablemente, y por estar o haber estado viviendo en pecado tienen pena de acercarse, o sienten que nunca serán perdonados, ignorando, u olvidándose que La Misericordia de Dios es mucho mayor que sus miserias y que delante de los ojos de Dios todos somos iguales, que Cristo precisamente vino a la tierra y pagó tambien por sus infidelidades.
Si le echamos una mirada a lo que dice el libro «Evidencias Olvidadas» referente al Pre-Cursillo enseguida nos daremos cuenta que es lo que quiere decir Eduardo cuando habla de «Limpios o Limpiables», veremos que pueden asistir todos los bautizados en nuestra Santa Madre Iglesia Católica, allí veremos que la excepciones para la no asistencia son bien pocas, y que la mayoría de sus limitaciones pueden no ser eternas sino transitorias y remediables, en esa publicación comprobaremos una vez más que Pre-Cursillo no es cosa de fórmulas aprendidas, sino de Sentido Comun, y que hay muchas personas alrededor nuestro que pueden ir a vivir la experiencia del Cursillo.
Creo que lo peor que nos ha pasado es que en vez de mirar a los alejados hemos optado por la comodidad y la pereza, invitando a los aparentemente más cercanos en vez de brindar amistad sincera a nuestros amigos más alejados que han sido y deben seguir siendo precisamente la prioridad de siempre.
Para colmo de males nos han dicho (y no pocos lo hemos creído) que no pueden venir los que no pueden comulgar, como si éstos hubieran dejado de ser Personas, pasando a ser ignorados y abandonados, nos han dicho que no se pueden llevar a vivir un Cursillo porque allí se va a hablar de Sacramentos y de La Gracia, ¿Acaso no se habla de Sacramentos y de La Gracia en todas las actividades de la iglesia? Aquí surge otra pregunta: ¿A donde los invitamos?.
Cursillo siempre ha sabido que La Iglesia es Madre de Todos, y no solo de los que pueden comulgar, los alejados tienen cabida en un Retiro, a clases de Biblia, a Ejercicios Espirituales, a Misa etc. Entonces: ¿Cual es la razon por la cual no puedan vivir la experiencia de un Cursillo de Cristiandad?
No tengo idea de cuando el verbo «Evangelizar» llegó a nosotros, pero creo que la acción de evangelizar nació en Cristo, que precisamente se hizo amigo de los alejados, por la via de la normalidad se hizo amigo de aquellos que no entendían Las Escrituras, para aquellos que le conocieron al partir el pan.
Los Cursillos de Cristiandad son un movimiento evangelizador han dicho algunos, entre ellos algunos de los que no quieren que los alejados que no pueden comulgar vivan El Cursillo, vuelven las preguntas: ¿Entonces Evangelizar a Quien? ¿Cursillo es o no es un Movimiento Evangelizador? ¿Cual es el miedo con los alejados?
Estamos convencidos que todos los bautizados alejados o no, por la misma Gracia que concede El Bautismo tienen la capacidad de vivir un Cursillo, de recibir el sencillo mensaje de «Dios en Cristo les ama», tienen la capacidad de recobrar el rumbo y tomar en sus manos sus vidas y de vertebrar Cristianía por la via de la normalidad en las estructuras en que están inmersos, hemos visto con gozo que los alejados que han vivido la experiencia solo estaban a tres días de Cristo.
Creo que los que conocen los «Por Qué» se les hacen mucho más fácil los «Comos», y estos ya no tendrán tanta importancia.
Necesitamos entender de una vez y por todas que El Cursillo no es un regalo que se le ofrece como premio a aquellos que se pueden acercar a recibir La Eucaristía, sino un mensaje (Dios en Cristo nos ama) dirigido a «La Persona» y no a sus circunstancias.
De Colores.
Angel Delgado.
Rev, Marzo 10, 2015

10 pensamientos en “Los Destinatarios del Mensaje

  1. Jorge de Varona

    Angel ha tocado el punto que necesita ser tocado con pocas palabrad, pero con mucha sabiduria

    Que Jesus y el E.S. te continuen iluminando para que sigas compartiendo esas ideas.

    Responder
    1. Angel Delgado

      Hola Carlos. Saludos a los amigos del querido Cono Sur, es un gusto que sigamos unidos en la misma Mentalidad y Finalidad.

      Un abrazo.

      Angel

      Responder
  2. Carlos A. Gaggini

    Qué mas puedo agregar a esta verdad sin posibilidad de cuestionamientos. Habría que ser muy necio para pretender encontrar y justificar causales que pudieran poner límites a la misericordia de Dios.
    Estoy totalmente de acuerdo con «todo» el artículo

    Responder
  3. Eduardo De Varona

    Desde que leí este artículo el pasado 11 de Marzo, pensé que debía ser dado a conocer a todos los que de una forma u otra, estamos comprometidos a llevar el mensaje de cursillos a nuestro ambientes.
    Gracias Angel

    Responder
  4. Janire Pagan

    Mi hermano,
    Como siempre eres un defensor de la Verdad y me gusta que hables así a calson quitao. Gracias porque tus mensajes de cada día, me hacen seguir adelante y me dan ánimos para continuar en este camino.

    Que difícil se hace entender que la Finalidad y el Carisma de este bendito movimiento es fácil, sencillo y muy claro, dirigido a «la persona y no su circunstancias» regalandole la alegría de decirles a todos y cada uno que «Dios en Cristo le ama así como»

    Un abraso hrm.
    Janire P.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *