Extraído de mi Testamento Espiritual


Eduardo Bonnín Aguiló

IV PUNTUALIZACIONES
HISTÓRICAS SOBRE LOS
GENUINOS ORÍGENES DE
CURSILLOS, SUS IDEAS Y 
CARISMA FUNDACIONALES
Parte I

Empecemos por la genuina historia tan manipulada y contada a la carta, según la conveniencia de cada relator.

IV-I Cómo surgió en mí el “ESTUDIO DEL AMBIENTE”

La idea primigenia y germinal de Cursillos nació del choque que se produjo en mí, al enfrentarse en mi persona la educación que había recibido del ambiente que siempre había respirado en el hogar familiar, con el que se vivía en el cuartel, cuando me incorporé, a mis 18 años, al servicio militar, que duró 9 años, y donde fui soldado de 2a, y no de servicios auxiliares, sino como todos los demás.
Allí se valoraban y se vivían unos valores completamente diferentes y opuestos a los que habían sido para mi norte y guía desde mi juventud.
Este choque, comprobado de continuo en mí vida de cuartel, me lanzó a la siguiente reflexión: a esa gente ¿ le pesa la Ley, o ignora la Doctrina ?. 
Por un sin fin de razones llegue al convencimiento de que, más que pesarles la Ley, era que no tenían ni idea de la Doctrina. De la Verdad, de esa Verdad, que, creyéndola con fe y practicándola con alegría, nos hace personas libres.

Pág. 25

_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________–

UN DISCURSO DEL 6 DE FEBRERO DE 1940 DEL PAPA PÍO XII PARA PROMOVER LA ACCIÓN CATÓLICA FUE EL DETONANTE EN EDUARDO BONNÍN PARA HACER UN “DETALLADO ESTUDIO” CON OBJETIVO DE CONSEGUIR TENER UNA IDEA LO MÁS REAL POSIBLE DE LA REALIDAD. ESTE “ESTUDIO DEL AMBIENTE” LO HIZO PÚBLICO EN 1943, “PRINCIPIO Y ORIGEN DE LO QUE VINO DESPUÉS.”

EXTRAÍDO de MI TESTAMENTO ESPIRITUAL
Eduardo Bonnín Aguiló

IV PUNTUALIZACIONES
HISTÓRICAS SOBRE LOS
GENUINOS ORIGENES DE
CURSILLOS, SUS IDEAS Y 
CARISMA FUNDACIONALES

Segunda parte

Así las cosas, llegó a mis manos un libro titulado “S.S.Pio XII y la Acción Católica”, y en la pág. 45, num. 59, leí, donde dice textualmente, “De este doble aspecto de su pueblo es deber del párroco formarse una rápida y ágil mirada un cuadro claro y minuciosamente detallado, diríamos topográficamente, calle por calle, es decir, por un lado, de la población fiel y señaladamente de sus miembros más elegidos, de los que pudiera sacar los elementos para promover la Acción Católica; y por el otro, de los grupos que se han alejado de la práctica de la vida cristiana. También éstas son ovejas pertenecientes a la parroquia, ovejas descarriadas; y también de éstas y aún de ellas particularmente, sois guardianes responsables, dilectísimos hijos; y como buenos pastores no debéis esquivar trabajo ni esfuerzo para buscarlas, para ganarlas de nuevo, ni concederos reposo hasta que todas encuentren asilo, vida, alegría, en el retorno al redil de Jesucristo.” (Discurso a los párrocos y cuaresmeros de Roma, el 6 de Febrero de 1940),

Este escrito, que he querido transcribir en su integridad, tuvo para mí un efecto inusitado y me llevo a la resolución de que lo más importante para empezar era poder contar, como aconsejaba el Papa, con un “detallado estudio” de la situación dada, conclusión que me llevo a estudiar cada una de las constelaciones de individuos existentes en el mundo, en mi mundo y en la Iglesia que yo conocía y frecuentaba.

Después me pareció necesario y conveniente observar cada una de las individualidades, por separado; por ejemplo, cómo era el joven soldado, y pensaba: “Obedece delante porque no puede menos, refunfuña y murmura detrás, porque no puede más” y siguiendo de esta manera, intentar tener una idea de cómo era el joven estudiante, el joven obrero, l joven universitario, el joven oficinista, etc.

Todo ello, ya he dicho encaminado a conseguir poder tener una idea lo más real posible de la realidad.
De todo esto, el año 1943 nació el “Estudio del Ambiente”, principio y origen de todo lo que vino después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *